martes, 13 de octubre de 2009

Blog-a-la-carte: La madrina

Por petición de Lorena, una de las seguidoras del blog, nos centramos esta semana en la importante figura de la madrina de la boda. El “titulo” de madrina lo ostenta generalmente la madre del novio, a no ser que esta haya fallecido, en ese caso, pasaría a ser su hermana o incluso a veces ejerce la madre de la novia.
Las madrinas son las segundas en elegir su vestido para la boda, después claro de la novia. En cuanto lo tenga, e informe del color, pasarán a escogerlo la madre de la novia, hermanas y testigos. Normalmente hay que evitar ir del mismo color que la madrina, para no restarle protagonismo, aunque muchas veces es inevitable compartir color, ¡tampoco hay tantos!
 
Las madrinas, por muy jóvenes que sean normalmente tienen de 50 años para arriba, y la edad, por mucho que nos duela, hace estragos en los cuerpos (kilos de mas, pieles que se ponen flácidas, la odiada piel de naranja…) por lo que las mamás a las bodas les gusta ir más tapaditas, ya sea con mangas, vestido de manga tres cuartos o cubre hombros. No nos gustan nada las mujeres mayores entraditas en carnes con palabras de honor apretados como corsés. No pasa nada por estar rellenita, pero ya pasamos una edad, y creemos que con más de 50 si no tienes los bracitos de grillo de la Preysler, no es elegante ir enseñando carnes.



Las madrinas suelen ir con vestido largo (son las únicas que pueden aunque la boda sea de mañana) para diferenciarse de las demás invitadas, y sobre todo en zonas del interior y del sur, van con mantilla negra. Las que no optan por la mantilla, la mejor opción es el tocado, es más cómodo que la mantilla y combina mejor con el vestido. Cuando te pones mantilla tienes un poco de limitación a la hora de escoger el vestido, que normalmente suelen ser de este estilo:


A nosotras nos gustan más los vestidos cortos, normalmente las madres se sienten más cómodas y menos raras, y son igual o más elegantes, y se pueden combinar con tocados o pamelas si es de día. Aun que muchas añaden un tocado a su vestido largo:



También hay vestidos de manga de encaje que se pueden combinar con un cubre hombros para vestirlo más a la hora de la iglesia y quitarlo luego durante el banquete.

Pronovias y Rosa Clarà nos ofrecen varias opciones para las madrinas. Avisamos que estos vestidos parecen más casposos de lo que son al verlos puestos en modelos jóvenes, ya que los ves carcas solo echando un ojo a la foto, pero hay que tener en cuenta que son para mujeres con más edad.





Para bodas de entretiempo cuando empieza a refrescar, no hay nada más elegante que una chaqueta tipo levita combinada con un vestido corto y pamela. La madrina será en centro de todas las miradas.




El mejor ejemplo de madrina fue el año pasado la Madre de Amelia Bono, premio a la madrina más elegante. Contó para la especial ocasión con Eduardo Ladrón de Guevara, al que llaman el modisto de las madrinas, y la verdad es que triunfó. Con un conjunto de falda y chaqueta original y un tocado-pamela que quitaba el hipo, fue la que más brilló ese día, con el permiso de la novia.



Nosotras apostamos para las madrinas por un traje chaqueta de falda por la rodilla, que puede combinarse con un cuerpo con algo de manguita y complementos que den el toque diferente y de glamour a la madre del novio, como un buen tocado o pamela, guantes cortos, unos tacones imponentes o alguna joya.




También defendemos en estos looks el monocolor, se puede combinar con los complementos pero es más recomendable que el traje sea de un solo color, dos como mucho, y demos el toque de color en el tocado o en los zapatos.



Las faldas largas combinadas con chaquetas cortas o incluso camisas son una elección perfecta para la madrina. Eso si, sin pasarse con la pamela, ¡no queremos parecer la parabólica de Canal+!




Los tocados perfectos para las madrinas son tipo pamela y sobretodo con alguna pluma que le da el toque glamouroso al look.

Modelos de Cherubina:





Modelo de El Atelier de Cristina Domens



Modelo de Mimoki:




Modelo de Sita B:






Otros modelos:






Para encontrar estos vestidos solo hace falta adentrarse en las tiendas de vestidos de novia de tu ciudad, donde encuentras vestidos de invitada que pueden servirte, así como en marcas de vestidos de fiesta como Manu García, Matilde Cano, Patricia Avendaño o Pepe Botella, muchos de estos diseñadores, están dispuestos a modificar un poco sus trajes a gusto de la consumidora, cosa que también es muy positivo a la hora de quitar y poner alguno de los elementos del vestido.


Otra opción es comprar buenas telas y llevar referencias de algunos vestidos que te interesen a una buena modista. Hay algunas especialistas en trajes de fiesta, y si la tela es buena y llevas buenos ejemplos, el resultado puede ser espectacular.


Esperamos que os hayan servido de inspiración estos looks para vuestras madrinas más cercanas.


¿Recordáis alguna madrina famosa que os sorprendiera especialmente?



Bisous!




10 comentarios:

  1. Qué bien me viene este post! No hace mucho quise preguntar un tema que la verdad, me preocupa, por el hecho de que me parece algo muy importante.
    Tanto mis padres como los de mi novio son bastante jóvenes y además debo añadir que por ambas partes hay una magnífica relación.
    Desgraciadamente, falleció el año pasado la madre de mi novio, y es un tema del que hemos hablado precavidamente en más de una ocasión;
    queda claro que si fallece la madre del novio, el título pasará a la hermana o incluso madre de la novia. Ahora bien... yo no quiero que ninguna de las dos partes pierda su protagonismo.

    Quiero que mi padrino sea mi padre, y no hay cosa que me gustara más que fuera mi madre la que llevara al altar a mi novio (a él también le encantaría, me lo dijo él mismo y tampoco tiene herman@s). Pero me niego a que mi suegro no tenga ningún papel protagonista en la boda, y menos aún cuando no tiene a su esposa en un día tan especial.

    ¿Hay alguna forma "conocida" de conciliar todo esto? No se, algo como entrar yo con mi padre y mi suegro, a los que adoro... Además creo que sería un gesto precioso para que mi suegro se sintiera especial ese día y para mi algo inolvidable entrar con los dos en la iglesia.
    O tal vez que mi novio entre con su padre y con mi madre...

    Simplemente me gustaría saber si hay alguna especie de protocolo para todo esto, o en situaciones así es el corazón el que te manda que hacer! ;)

    ¿Me ayudáis? Muchas gracias chicas!! vuestro blog es genial. Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Cada día te superas con los posts!
    Me ha encantado, y por supuesto, no sabes la ilusión que me ha hecho!
    mil gracias por acordarte de mi!!!

    Besos!!
    Cris

    ResponderEliminar
  3. Buenas, soy Lorena, en primer lugar mil millones de gracias por este post que m ha ayudado y mucho! en segundo lugar, no solo gracias por escribirlo y publicarlo sino ademas por la informacion que has dado, inmejorable! gracias por las referencias, por explicar todo lo relativo a la madrina como lo has echo, sin poder de más, pero tampoco de menos, de nuevo gracias y t felicito por el blog!
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola Celia! Encantadas de conocerte!
    Como comentas esto es más un tema de corazón que de protocolo. Cuando desgraciadamente en las bodas en las que falta uno de los padres, todo el protocolo puede modificarse, como tu bien dices para que todos tengan su protagonismo en un día tan especial.
    Dado que tu madre entrará con tu futuro marido, la mejor opción es que entres con tu padre y tu suegro, uno a cada lado, para acompañarte hasta el altar. Una imagen preciosa, poco habitual, pero que sin duda emocionará a a todos. No se nos ocurre una forma mejor de entrar más orgullosa y bien acompañada que con los 2 cabezas de familia, ¡sobre todo si les adoras a ambos! Será divertido para ellos compartir esos momentos previos (momento coche, salida vehículo y paseíllo) y emotivo...en definitiva, formarán un buen tándem! Y a tu chico no sabes la ilusión que le hará verte entrar por la puerta del brazo de su padre, ya que recordará a su madre y hará participe a tu suegro.

    En Estados Unidos hay muchas bodas en las que la novia entra del brazo del padre y de la madre, así que, que no te preocupe el entrar con dos personas, quedaría más raro si entrara tu novio con su padre y tu madre, pero tu entrado “escoltada” por tu padre y tu suegro estarás encantada. También ha habido novios que han querido entrar directamente juntos, pero es más bonito el ritual de entrar como soltera con tus “padrinos” y salir juntos como recién casados.. Eso si, ten en cuenta de que si la iglesia es pequeña hay que separa los bancos para que el pasillo central sea más ancho, que no sea incómodo ni justo el paseo por la iglesia.
    Es todo un detalle que quieras tener en cuenta a su suegro en el día de tu boda. También hay otras formas de darle protagonismo, como ofrecerle el primer vals o dedicarle unas palabras, pero opinamos que baile lo han de iniciar los recién casados. Piensa que ninguna de estas otras dedicatorias le emocionará tanto como que hayas pensado en él para la entrada a la iglesia, es el momentazo!

    Seguro que será una boda preciosa, esperamos que nos mantengas informadas! ;)

    Bisous!!

    ResponderEliminar
  5. Cris! ¡nada más faltaba! hay que dar a conocer a las jóvenes promesas del diseño! Para nosotras los tocados son un arte, que necesita una gran dedicación y creatividad, y tu la tienes!!

    Lorena! De nada mujer! Estas peticiones nos ayudan a inspirarnos para crear entradas de temas distintas, no todas buscamos lo mismo, y ya veis que las bodas dan para mucho!!

    Bisous a todas!!

    ResponderEliminar
  6. Hola! Este post es genial porque la madrina también es importante en una boda y cuando va bien, queda todo mucho más lucido. Mi suegra, que ha sido la madrina de mi boda estaba guapisima con un traje largo con chaqueta, acorde con su edad, su estilo y su cuerpo.

    Celia, seria un detalle precioso que entraras con tu padre y tu suegro. Mi suegro falleció hace cinco años y en la boda, cambiamos el orden para sentarnos porque sabía que mi suegra se iba a emocionar mucho. En vez de sentarse la novia junto a la madrina, se sentó con su hijo y yo con mi padre que también me hacía ilusión estar a su lado.
    El protocolo en estos casos, es para saltarselo.
    Muchos besos que ya soy ua mujer casada!

    Por cierto, salió todo genial y use lo de los meseros con fotos de Nueva York ¡quedo precioso! y a la gente le encantó.
    Muchas gracias por todo!!

    ResponderEliminar
  7. Hola María E.!! Qué ilusión nos hace leerte, sobre todo después de saber que ha salido todo perfecto!
    Totalmente de acuerdo contigo, el protocolo es una recomendación y no una imposición, y más en casos así. La verdad es que ambas habéis tenido un detalle muy bonito con vuestros familiares!
    María, a ver si nos envías fotitos que tenemos ganas de verte vestida de blanco!
    Bisous!

    ResponderEliminar
  8. Buffff, bufff, me estoy imaginando a mi madre de madrina y no se por qué, pero no me la imagino así, pero seguro que si llegará ese día se pondría algo similar. Saludos y buen post

    ResponderEliminar
  9. Como me gustan no, como me encantan estos blogs con tantas imágenes, es un blog muy ilustrativo, gran blog, saludos.

    ResponderEliminar
  10. enhorabuena por el post!!!yo fui a la boda de mi hijo con un vestido nada parecido al de las fotos pero no por ello menos bonito! me lo hicieron en Modas Mariana y salió muy económico.
    Hay que estar perfectas para el gran día.
    Un saludo

    ResponderEliminar